Un fin de semana en Madrid

Este año aprovechamos una oferta desde San Pablo a Madrid y decidimos quedarnos un par de días ya que mi marido y mi hijo no conocían la ciudad.

De Buenos Aires a San Pablo  lo sacamos con avíos que teníamos de Iberia y British en Premium Economy y no solo aprovechamos el Lounge de Ezeiza, sino todo el servicio de Latam.
Llegamos un sábado tempranísimo,  y compramos en el aeropuerto un billete turístico que incluía el tramo desde ahí a la ciudad y combinaba metro y autobús por 3 días.

El metro iba casi vacío y por suerte el aire acondicionado nos evitó el primer golpe de calor del verano madrileño.


Un dato fundamental a tener en cuenta es que no todas las estaciones de metro de Madrid cuentan con escaleras mecánicas o ascensor a la hora de cargar una valija, sobre todo grande como era en nuestro caso multiplicada por dos a la ida y por tres cuando nos fuimos.

El tema es que siempre viajamos con dos valijas (una dentro de otra vacías) y la tercera con nuestras pocas prendas, pero este invierno hizo mucho frío a la salida de Buenos Aires y a la salida de Madrid nuestra ropa invernal ya ocupaba un lugar considerable.

Siempre tratamos de llevar un buzo de algodón o sweater fino porque nos es útil en algunos lugares cuando hace fresco por la noche y en lugar de cargar abrigos llevamos pilotines que nos sirven para frenar el viento y la lluvia si en alguno de nuestros destinos llueve como ya nos ha ocurrido en otras oportunidades.

Si bien el poco tiempo no daba para hacer todo lo básico, viajar con niños implica que los intereses  de los adultos a veces no satisfacen a los menores y el viaje se plantea de otra manera.

Alquilamos un lindo apartamento en el Barrio La Latina a pasos del Mercado de la Cebada y de El Rastro porque justo llegábamos en un fin de semana.

Como viajamos en el verano  europeo y sabiendo que el calor en Madrid es agobiante, elegimos un ático (último piso) por Airbnb con una terraza espectacular llena de plantas y lindas vistas a otros apartamentos con iguales características y con aire acondicionado en todo el apartamento (fundamental) para las temperaturas que tuvimos.

El propietario nos dio la bienvenida con una fuente de frutas y un jugo de naranja y el primer día aprovechamos a hacer las compras en el Mercado que teníamos a un paso de la casa

Básicamente hicimos un Madrid relajado. No hicimos El Prado, pero caminamos por muchos lugares


parando donde nos sentíamos cómodos.  Sin lugar a dudas es otra forma de viajar.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Betty dice:

    Hola!
    Que lindo es pasar del invierno al caaaalor de Madrid! espero los próximos “dias” de este lindo viaje que estás haciendo.
    Besos!

    Le gusta a 1 persona

    1. dinhaviajera dice:

      Ahora lo estás disfrutando vos!!! Enhorabuena!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s